El hombre que dejó hace meses a su pareja tras acoger una joven ucraniana, cuenta cómo está en la actualidad

La rocambolesca historia de amor entre Tony Garnett, de 29 años, y Sofiía Karkadym, una ucraniana de 22, dio mucho que hablar y acaparó numerosos artículos en prensa el pasado mes de mayo. Su relación, repentina e inusual, que hizo al hombre abandonar a su familia dejó atónitos a todos.

Tan solo diez días después de acoger a la joven en su domicilio junto a su pareja y sus dos hijas en su casa de Bradford (Reino Unido), Tony decidió dejarlo todo e irse a vivir con ella. Pero la cosa no ha quedado ahí, esta semana han anunciado en el medio británico Daily Mail que quieren casarse y tener hijos: “Quiero proponerle matrimonio a esta hermosa dama”.

El hombre, que trabaja como guardia de seguridad, dejó la casa que compartía con su pareja, Lorna, y sus dos hijas pequeñas para comenzar una nueva vida con Sofiía, quien había llegado a Gran Bretaña huyendo de la guerra en su país, Ucrania. “Estamos planeando nuestra vida juntos, quiero ser madre”, ha detallado la joven al mismo diario, en referencia a sus planes de futuro con Tony.

Para convertirse en padres, antes deberán de revertir la vasectomía que él se hizo hace un tiempo tras tener sus dos hijas con su anterior pareja. “Soy una mujer joven, por lo que puede esperar algunos años. Espero que él pueda revertir el proceso y podamos convertirnos en una familia juntos”.

La nueva pareja lleva dos meses juntos, recordemos que ella llegó al Reino Unido el pasado 4 de mayo, y ya están haciendo planes para visitar a la familia de Sofiía en Ucrania, para que Tony pueda pedirle formalmente a su padre la mano de su hija en matrimonio.

“Quiero decir que de la maldad de Putin ha surgido algo realmente bueno para ambos. Quiero que sea especial, así que vamos a esperar hasta que encontremos un lugar adecuado para vivir, donde podamos establecernos”, ha explicado un emocionado Tony.

Sobre el aluvión de críticas que su relación ha suscitado en internet, el hombre ha querido denunciar que se han publicado cosas horribles sobre ellos en Instagram y otras redes sociales; “No pueden entender cómo las personas pueden enamorarse incluso si se conocen desde hace poco tiempo”. Ambos aseguran sentirse sorprendidos de la multitud de mensajes que han recibido donde se califica a Sofiía de ser una ‘destructora de hogares’.

Lorna, la madre de las hijas de Tony, ordenó a Sofiía que se marchara de su casa acusándola de insinuarse repetidamente a su pareja, ante lo cual él decidió hacer las maletas e irse con ella. Él insiste en que la llegada de la joven ucraniana a su vida no fue la causa de su ruptura: “Lorna y yo no nos llevábamos muy bien, aunque somos los padres de nuestras hijas, a quienes amamos. Pero no me casé con Lorna porque no lo sentía y yo no quería tener ya más hijos con ella”, ha querido recalcar.