Lo que no te han contado de la boda de Sergio Ramos y Pilar Rubio: Joaquín la lía en un carrito, un dragón y una sala de aeropuerto

Está boda está dando mucho de que hablar, Sergio Ramos y Pilar Rubio querían hacer de su boda un evento del que sus invitados nunca olvidarían, después de contraer matrimonio en la Catedral de Sevilla, los invitados (mayores de 18 años) acudieron a la fiesta de después en la finca del futbolista del Real Madrid. Un fiestón del que cada vez estamos descubriendo nuevos y extravagantes detalles.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de SusGarrettRMA (@susangarrett02121969) el

Una fiesta de la que no se han podido casi ninguna imagen debido a la prohibición de la pareja de la utilización de móviles durante el enlace (los invitados disponían de unas bolsas con sus nombres para dejar sus móviles a la entrada de la fiesta).

Pese a ello, hemos podido descubrir algunos de los detalles que más nos han llamado la atención, en especial: la llegada de la pareja volando en un dragón ante la incredulidad de los invitados a la celebración.
Los invitados se movían por la finca montados en boggies en los que se pudo ver al futbolista más carismático Joaquín, haciendo de las suyas. Nada más llegar, los invitados se encontraban varios tipis (cabañas de madera al estilo indio) en dónde tenían diferentes tipos de comida acompañado por música house.

Tras esta primera zona, los invitados se desplazaban a un segundo lugar, esta vez, una gigante sala decorada como un aeropuerto en dónde los invitados tenían que buscar su mesa en las pantallas que se encontraban colgadas en la pared.

Un catering que duró más de cuatro horas en dónde los invitados aprovechaban para fotografiarse con Yucatán, el caballo campeón del mundo de capitán.
Durante la fiesta Ramos y Pilar se cambiaron de ropa, destacando un mono rojo transparente con capa que lucía la presentadora. Una noche que no contó con el concierto de AC/DC como se había especulado, pero en su lugar tocó el conocido grupo: ‘Europe’.

La comida estuvo preparada por Dani García, con 3 estrellas michelín, contando entre otras cosas con langostas, spaguettis a la trufa y hamburguesa de buey kobe. Una celebración que terminó a las 9:30 horas de la mañana, con la salida del último invitado, y que también tenía una churrería para que desayunaran antes de marcharse.