La foto de este vestido de Asos, se ha vuelto viral por un error garrafal, que pocos pueden ver

Cuando compramos online nos tenemos que fijar muy bien en las fotos, los detalles, las medidas, etc. al fin y al cabo no lo podemos ver físicamente hasta que no llega a nuestras casas.

Pero hay gente experta en observar hasta el más mínimo detalle, es lo que ha ocurrido con un vestido de invitada de ASOS, cuyo fallo no se ve a primera vista pero una usuaria de Twitter nos lo ha desvelado a través de un mensaje en la red social.

Un vestido con truco

Se trata de un vestido midi con tirantes finos ajustables, escote en V, de color azul, hasta ahí todo normal, pero no todo es lo que parece en la fotografía que comparte la tienda online: en una de las imágenes publicadas, la modelo posa con el traje de perfil, mostrando cómo marca la cintura y, después, cómo la caída de la falda, destaca las curvas traseras, obteniendo un vestido que queda bien por ambos lados.

Pero tiene truco: Una clienta se dio cuenta de que si la tela era fluida no podía quedar tan ajustado por la parte de atrás, por lo que investigando se dio cuenta de un error en las fotos, y es que la tienda había estrechado el vestido utilizando unas pinzas de oficina en la parte delantera.

Los responsables no se habían fijado en que habían publicado la foto con el truco en las primeras imágenes publicadas, pero al ver las respuestas de los usuarios, rápidamente la retiraron y subieron otra en la que el truco no se podía apreciar.

“Sentimos que los clips se vieran en la fotografía. Trataremos esto con nuestro equipo de especialistas. Si tienes alguna preguntas, por favor mándanos un mensaje y estaremos encantados de ayudarte”, indicaron a través de Twitter.

Más tarde Asos volvía a publicarla, pero esta vez manipulada con un editor de fotos, en lugar de repetir la sesión de fotos y poner una imagen real del vestido, se han limitado a poner la foto con el truco pero eliminando las pinzas.

Esta ‘anticampaña’ parece que en lugar de afectarle en negativo, le ha venido bien y es que el vestido se vende por 44.99 euros, y ha llegado a agotarse durante un tiempo. Actualmente, según la web de Asos, está “arrasando”.

Pero, ¿es lícito utilizar pinzas, alfileres, etc. para que la ropa siente mejor a la modelo cuando se trata de una tienda online?

Deja un comentario