La Voz: la superación de Miriam Fernández emociona a Antonio Orozco

Miriam Fernández se convirtió en una de las grandes protagonistas de “La Voz”. La joven cantante logró emocionar a todo el jurado en el momento en el que sus sillas se dieron la vuelta. Su emotivo ejemplo de superación lograron cautivar a los allí presentes en las audiciones a ciegas. 

Miriam ya había participado en una edición de “Tú sí que vales”. La cantante, también es actriz y da conferencias, ganó en 2008 la segunda edición del programa mencionado y ahora quiere probar suerte en La Voz.

Durante su actuación, tres de los cuatro coaches terminaron dándose la vuelta: Antonio Orozco, Pablo López y el propio Fonsi, Antonio se emocionó tanto que no pudo reprimir las lágrimas, aquí puedes ver el vídeo:

“Hay cosas que no podemos ver pero que uno siente y desde que pensaste a cantar había una magia diferente. Tu voz tiene una fragilidad que te dan ganas de cerrar los ojos y te dan ganas de escuchar y enamorarte un poco más”, dijo Fonsi a la aspirante.

“Me gusta muchísimo navegar. Tengo un barco muy pequeño“, le dijo un emocionado Antonio Orozco, explicando que “hay dos tipos de rumbos: de aguja y verdadero”.

“El rumbo de aguja es a donde uno va. El rumbo verdadero es a donde uno cree que va. No hay aguja posible para marcarte a ti cuál es tu rumbo, porque una vez aquí, el resto es posible. Dicho esto, me sobra ancla y me sobran flotadores. Si hay que flotar, yo floto contigo el resto de mi vida”.