Este joven escuchó a unos chicos reírse de la casa de este anciano, y se puso manos la obra

El inspector ferroviario Josh Cyganik estaba paseando por la calle cuando escuchó a un par de adolescentes burlarse de la casa de un anciano, en ese momento, decidió que no podía quedarse con los brazos cruzados.

El joven escuchó que los adolescentes decían: “¡Pero mira esta casa tan horrible, da vergÜenza ajena”

Ante esas palabras, escribió esta publicación en Facebook: 
“Hace un par de semanas mientras trabajaba escuché lo que decían dos adolescentes al pasar frente a la casa de un anciano. Hablaban bastante fuerte y pude escuchar que les parecía que esa casa ya no debería estar ahí. Por eso le pido a todo aquel que quiera regalar un poco de su tiempo este sábado para pintar la casa de este caballero.”

Pero él nunca se esperó la increíble reacción de la gente. Las personas llegaron de todos los rincones del país para ayudar.

“Dejé de contarlos cuando fueron más de 95 voluntarios, es impresionante la cantidad de gente que quería ayudar”.

“No soy un héroe. Fui criado con sentido del respeto hacia mis mayores y con la idea de que debo ayudar a los débiles. Sólo hice lo que tenía que hacer”, — dice Josh

Este fue el resultado final

Facebook