La vida es realmente complicada cuando eres un cocodrilo

El Ilustrador Japonés “Keigo” ha creado esta serie de ilustraciones que relatan los problemas diarios que sufren los cocodrilos en su vida.

Sin duda alguna los cocodrilos son unos total incomprendidos..

En sus ilustraciones humaniza a animales, o lo que se le ocurra, y los enfrenta a situaciones cotidianas con resultados tremendamente divertidos e ingeniosos.

Imaginemos que somos cocodrilos que queremos aspirar a ciertos puestos de trabajo, a mantener relaciones, a hacernos un selfie o a practicar diversos deportes que nuestra naturaleza y fisionomía nos impiden.

Keigo se describe a sí mismo como “un oficinista ordinario que vive una vida normal con su esposa y su hija” y que encuentra la felicidad en su afición.

Keigo declara, “En los últimos cinco años, pintar se ha convertido en mi tarea diaria, con éste tipo de vida no puedo hacer amigos en absoluto, pero, a través de las redes sociales, he ganado el apoyo de muchos admiradores y finalmente he podido publicar mis propios libros por lo que estoy muy agradecido; lo que más temo en este mundo es a perder a mi esposa, a menos que mi esposa diga “¡detente!” algún día, pienso seguir y seguir dibujando”.

Subir una escalera, construir un castillo de naipes, tocar los platillos, hacerse una resonancia o lavarse los dientes puede ser una pesadilla es imposible si eres un cocodrilo.

Keigo