11 Formas inusuales de usar tus salvaslips que harán tu vida más fácil

La primera vez que se habló de toallas higiénicas fue en el siglo IV d. C. actualmente es un producto de primera necesidad.

El material utilizado para los “salvaslips” o protectores íntimos, está diseñado para absorber y almacenar líquidos, manteniendo su capa externa seca y suave, es por esto que también sirve para otros muchos usos como los que os mostramos a continuación:

1. Ambientador para los cajones

Puedes usar tus protectores y toallas higiénicas para hacer que tus cajones siempre huelan bien. ¿Cómo hacerlo? rocía tu perfume favorito o coloca unas gotas de un aceite esencial favorito en una toalla o protector íntimo y colócalo en el cajón entre tu ropa, toallas o ropa interior.

2. Limpiar la pantalla de tu móvil

El material utilizado para las toallas y protectores íntimos es muy suave y delicado, lo que lo convierte en una excelente alternativa para limpiar la pantalla de tu teléfono. Agrega una gota de agua y limpia suavemente.

3. Trata los callos de los pies

Seguro que tienes unos zapatos que te encantan pero que al ponértelos sufres de dolor, ¿cómo solucionarlo?: corta unas tiras de un protector higiénico y colocarlo dentro de tus zapatos, en los lugares donde estés incómoda.

4. Para evitar que se deslice tu pie en tacones altos

En los días de calor tus pies sudan y pueden comenzar a deslizarse o pegarse a la plantilla de los zapatos. Para evitarlo inserta un par de protectores íntimos en el interior de tus zapatos. Estos absorberán la humedad y serán totalmente invisibles.

5. Mal olor en los zapatos

Cuando sudamos, nuestro cuerpo produce mal olor, especialmente en los pies,  usa salvaslips en lugar de las plantillas de zapatos para correr o en las botas que usas para el trabajo, evitará estos desagradables olores.

6. Para aquel sujetador incómodo

Si alguna vez has estado en una situación en la que el aro rompe la tela de tu sostén, sabrás lo desagradable que es. Usa un par de protectores íntimos y colócalos en tu sujetador si tienes un aro incómodo y afilado. Corta el protector y envuélvelo alrededor del aro, con el lado suave hacia afuera.

7. Limpia los derrames

Los protectores y toallas higiénicas pueden absorber líquidos de maravilla, lo que las convierte en una muy excelente herramienta de limpieza para derrames pequeños.  Simplemente cubre el derrame con el lado suave, aplícale un poco de presión para absorber la mayor cantidad de líquido, si no te llega con uno, utiliza un par.

8. Quita el esmalte de las uñas

Los protectores íntimos son el material perfecto para retirar el esmalte de uñas. Corta un pedazo pequeño de una toalla o un protector íntimo y aplica unas gotas de quita-esmalte de uñas, el material de la toalla higiénica es muy suave y seguro para usar sobre la piel.

9. Evitar manchas de sudor

 Para evitar manchas de sudor como las de la imagen de arriba, coloca un par de protectores íntimos en el área interna de la axila. Son lo suficientemente delgados como para ser invisibles y absorberán la humedad,.

10. Úsalos como vendas o tiritas

Los protectores y toallas íntimas también se pueden usar para usar como vendajes o tiritas si tienes un rasguño, colócalo en el lado suave de la piel y mantenlo allí hasta que pare de sangrar. El protector íntimo absorberá la sangre.

11. Protege las gafas de sol

Cubre las gafas con un protector y las tendrás protegidas para siempre.

fuente

¿Conoces algún otro uso? explícanoslo en comentarios