La fascinante sencillez de las fotografías de Hengki Koentjoro

Somos animales sociales, ya lo decía Aristóteles. Necesitamos a los demás para vivir, y para darle sentido a lo que hacemos. Pero, especialmente los que somos un poco introvertidos, también necesitamos a veces estar a solas con nosotros mismos. Sin interrupciones, sin móviles o redes sociales… sin nada que implique ruido externo.

Giphy

No hablamos de la soledad profunda, que no es algo que guste a nadie, sino de poder disfrutar de momentos para reflexionar. Algo que nos ayuda a ser más exigentes, más creativos y más felices. ¡Casi nada!

El artista Hengki Koentjoro disfruta de la soledad cuando se dedica a realizar sus fotografías. Para él, encontrarse solo, rodeado del murmullo del viento y del vaivén de las mareas, no es algo doloroso sino reconfortante. De hecho, podría decirse que le mantiene vivo.

Le han influido mucho las enseñanzas del budismo, un recurso primordial en la composición de sus elegantes imágenes en blanco y negro. “Ellos miran el mundo de una forma muy sencilla”, dice el artista. Y es que, desde el siglo XIII, en Japón los monjes Zen dedicaban su tiempo a pintar con tinta… una influencia que se puede detectar en la estética de este fotógrafo indonesio contemporáneo.

Para Koentjoro, la verdadera magia radica menos en el sujeto que en el espacio negativo que lo rodea. ¿Suena pretencioso? Cuando veáis las imágenes lo entenderéis al instante. Además, sus composiciones son fruto de una gran paciencia: la naturaleza de Indonesia es indomable, y su papel es observar y esperar el momento perfecto, dejando que los elementos tomen las riendas.

“Hasta ahora, la naturaleza ha sido buena conmigo”, dice Koentjoro, “rara vez decepciona”. Y cuando veáis sus minimalistas imágenes, llenas de belleza, estaréis de acuerdo. Sus fotografías son solitarias, sí, pero es una soledad que no es negativa, y que en ocasiones es un placer atesorarla.

Fuente.

¿Qué os parece a vosotros?

Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tarta Nutella sin horno, receta fácil y sencilla

Un ilustrador de Disney imagina cómo sería la vida con un pulpo de mascota