La adorable sorpresa a un niño en el lugar en el que aparca su bicicleta cada día

Durante el último año, el niño había estado aparcando su bici cada día junto a una farola.

En las redes sociales se comparten todo tipo de historias, pero en los últimos días se ha viralizado una que nos ha gustado especialmente. Una de esas anécdotas que, aunque quizá no sea una historia importantísima en el gran esquema de las cosas, sí es capaz de hacernos recuperar un poco de nuestra maltrecha fé en la humanidad…

El hijo de apenas cuatro años de la escritora Christie Dietz había estado aparcando su bicicleta cada día junto a una farola situada en la ciudad de Wiesbaden, en Alemania. Pero cuando fue a hacerlo el pasado lunes, y madre e hijo fueron a poner el candado de la bicicleta, se encontraron con una sorpresa que la autora ha compartido con gran éxito en sus redes sociales.

A través de Twitter, la escritora ha relatado cómo una persona anónima ha tenido un detalle maravilloso con su hijo: ha colocado una pegatina en la farola en la que su hijo aparca la bicicleta cada día. “Mi hijo ha aparcado su bicicleta junto a esta farola como casi todos los días durante el último año. Cuando hemos llegado esta mañana ha aparecido esta pegatina junto a ella. La gente puede llegar a ser brillante. Gracias, quienquiera que lo haya hecho”, dijo.

En la pegatina se muestra una fotografía de la bicicleta verde y azul del pequeño, de manera que este misterioso ciudadano de la ciudad alemana determina que la farola se ha convertido en una plaza de aparcamiento privada para el pequeño de cuatro años.

Así, mientras el resto de alemanes sufren la falta de aparcamiento en el centro de la ciudad, ¡este niño cuenta con una plaza personalizada! La pegatina incorpora una P azul junto a la fotografía de la bicicleta, que determina que se trata de una auténtica plaza de aparcamiento al uso.

A partir de ahora, cada vez que el niño se acerque al centro de la ciudad junto a su madre, tendrá un sitio en el que podrá aparcar sin ningún problema.

“Mi hijo está muy feliz”.

La escritora ha contado a BBC que el gesto “tan dulce y alegre” le ha conmovido. Dietz ha confirmado a través de su cuenta de Twitter que ha dejado una nota de agradecimiento para este misterioso vecino, en la que revela que su hijo “está muy feliz” por el hallazgo.

La historia también ha conmovido a las redes sociales, y miles de personas ha aplaudido la decisión de este vecino misterioso. Algunos aseguran haber recuperado la fé en la humanidad… mientras otros bromean diciendo que el niño debe haber recibido un importante ascenso, y que por eso ha conseguido su propia plaza de aparcamiento.

¿Qué os parece a vosotros?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La alucinante exposición con grandes proyecciones de la obra de Gustav Klimt

10 cosas que solo pasan en España y que nadie fuera acaba de entender