La madre de un periodista de El Mundo se corona en las redes con el WhatsApp que le envió a su hijo

WhatsApp, una historia de éxito.

¿Os suenan los nombre de Jam Koum y Brian Acton? Quizás no, pero son los “padres” de una de las aplicaciones más famosas de todos los tiempos. Estos dos ex empleados de Yahoo! seguramente no tenían ni idea del monstruo que tenían entre manos cuando, en 2009, decidieron crear WhatsApp.

Giphy

La idea era sencilla: una aplicación móvil muy simple para enviar mensajes de texto a través de la conexión a Internet de los teléfonos, sin utilizar la línea de voz… El resto es historia: el software terminó revolucionando la comunicación por escrito en todo el mundo.

Obviamente, el éxito de la aplicación terminó haciendo “asquerosamente” ricos a sus creadores. Especialmente cuando en 2014 Facebook cerró la compra de la aplicación por… ¡21.800 millones de dólares!

El servicio de mensajería móvil más popular del mundo es parte habitual de nuestro día a día, y cada día circulan por las redes sociales numerosas capturas de pantalla de conversaciones de WhatsApp que aspiran a estar entre los contenidos más virales de Internet.

Gracias a ello hemos podido ser testigos de bromas descacharrantesdiscusiones de pareja, ofertas de trabajo indignantes

Aunque muchas veces creemos que la generación de nuestros padres no se lleva bien con las nuevas tecnologías, en ocasiones no solo son capaces de adoptar rápidamente las nuevas formas de comunicarse, sino que las usan para pegar un hachazo memorable a sus hijos

“Tengo más años que carracuca y la tía ha conseguido hacerme sentir mal.”

Que se lo digan a Iñako Díaz-Guerra: este periodista de El Mundo ha compartido en las redes un mensaje que le envió su madre, y se ha viralizado al instante. No es para menos… demuestra que, por mucho que creamos que estamos por encima de lo que nos digan en las redes sociales —generalmente, trolls y haters—, cuando es una madre la que nos critica hasta el más duro se puede venir abajo.

Juzgad vosotros mismos:

¿Qué os parece a vosotros?